1) Soy Profesional matriculado en el Colegio de Kinesiólogos de la Prov. de Buenos Aires, ¿Debo aportar a la Caja?

Sí, la Ley 13.917 (art. 2º y 3º inc. a., 39º y 42º) establece la obligatoriedad de aportar a la Caja por el solo hecho de estar matriculado en el Colegio.

2) Si no completo la Ficha de Datos, ¿Igual estoy obligado a pagar los aportes?

Si, ver respuesta 1). La Ficha de Datos se realizó con el fin de recabar los datos necesarios de Ud. y sus familiares para brindar las prestaciones que establece la Ley conforme su situación particular.

3) ¿Puedo modificar lo que puse en la Ficha de Datos y/o agregar otros?

Si, en todo momento podrá completar datos y/o modificarlos, completando nuevamente la ficha y/o formulario que se implemente para las modificaciones de datos.

4) Yo aporto a otros regímenes de la Seguridad Social (Monotributo, Autónomos, IPS, entre otros) ¿Debo igualmente aportar a la Caja?

Si, la afiliación a cualquier otro régimen de previsión y/o seguridad social no exime al profesional de la Kinesiología de las obligaciones establecidas en la Ley (art. 40).

5) Si aporto como Monotributista o Autónomo por mi actividad como Kinesiólogo, ¿Debo darme de baja de dichos sistemas?

No, en principio no tiene la obligación de darse de baja. Deberá ver si en su caso en particular le conviene dar de baja el componente de la Seguridad Social (aporte jubilatorio y obra social).

6) ¿Puedo hacer aportes en ambos sistemas (Caja y por otra parte Monotributo y/o Autónomo)? ¿En ese caso tendré dos beneficios jubilatorios?

Si, recuerde que el sistema de la Caja es obligatorio por el solo hecho de estar matriculado ante Colegio, y si Ud. opta por seguir abonando el componente de la Seguridad Social del Monotributo/Autónomo cuando cumpla con los requisitos de estos sistemas se podrá jubilar por uno de ellos. Por otra parte si cumple con los requisitos para jubilarse por la Caja (30 años de aportes y 65 de edad) se podrá jubilar, ya que los sistemas no son incompatibles.

7) En mi caso quiero dejar de pagar el componente de la Seguridad Social del Monotributo/Autónomo, ¿como hago?

Sugerimos comunicarse con su Contador y solicitarle dar la baja de dicho componente, atento la obligatoriedad de aportes de la Ley 13.917.

8) ¿A partir de cuando es posible dar de baja el componente de Seguridad Social del Monotributo/Autónomos?

La Asamblea de afiliados del 22 de agosto de 2009 estableció como fecha a partir de la cual resulta obligatorio realizar los aportes a la Caja el correspondiente al 1º de octubre de 2009.

El vencimiento de la obligación se genera el entre el 1º y 10 de noviembre de 2009, atento que se computan las obligaciones a mes vencido.

9) ¿En ese caso me quedo sin cobertura de la Obra Social?

Sí, lamentablemente el componente Seguridad Social es uno sólo por lo que si pide la baja de la parte Previsional pierde también la de Obra Social. Deberá requerir los servicios de otra Obra Social y/o Prepaga para su cobertura médica.

10) Trabajo en relación de dependencia y mi empleador me aporta para la jubilación, ¿Debo aportar a la Caja?

Sí, ver respuesta punto 6). La Ley no hace distinción y en los reglamentos vigentes no se comprende esta situación, ya que se puede a su vez desarrollar actividad libremente. La relación de dependencia privada, al no tener estabilidad en la misma, ni incompatibilidad o prohibición para el ejercicio de la profesión de forma liberal, debe realizar aportes a la Caja.

11) Trabajo en Hospital Público (Nacional, Provincial o Municipal) y también atiendo consultorio, ¿me puedo eximir del pago de aportes a la Caja?

No, únicamente se puede eximir de aportar (ver Reglamento de Eximiciones) si trabaja en relación de dependencia en hospital público y tiene bloqueo de título, matrícula o dedicación exclusiva. Debe completar el formulario correspondiente y adjuntar la documentación que se solicita.

12) Por mi edad no voy a llegar a cumplir con los 30 años de aportes (art. 57º) que la Caja requiere para jubilarme, pero estoy cerca de los 65 años de edad o ya los cumplí, ¿debo aportar?

Si, debe aportar (ver respuesta 1). En ese caso la Ley prevé la posibilidad de implementarse un sistema de compra de años (aportes extraordinarios), hasta 10 años (art. 74), para poder acceder a una jubilación proporcional a los años aportados. Este aspecto debe ser reglamentado.

13) Si no llego a computar todos los aportes necesarios para jubilarme, ¿pierdo lo aportado?

No, en ese caso se implementará mediante reglamento un sistema de compensación por los aportes realizados, fijando la edad en la cual podrá hacer uso del mimo, percibiendo por ello un monto proporcional a los aportes efectuados en forma regular. En ese caso no se le otorga el beneficio de la jubilación sino una compensación por los aportes que realizó.

14) Todos los que reunamos los requisitos para jubilarnos por la Caja, ¿recibimos el mismo monto de jubilación?

No, el monto de la jubilación a percibir estará íntimamente relacionado con los aportes que realice cada uno en todos los años aportados de manera regular, ya que la Ley (art. 51) permite optar anualmente por realizar distintos niveles de aportes, con lo que el monto de la jubilación variará según lo aportado (art. 59), determinándose a prorrata el beneficio.

15) ¿Que es el Régimen de Reciprocidad Jubilatoria?

El sistema previsional argentino se distingue por la pluralidad de cajas o institutos que lo componen. Por ello, es común que la trayectoria laboral de una persona se despliegue a través de distintos emplazamientos previsionales y que, al final de ella, en ninguno de éstos alcance los requisitos necesarios para acceder a un beneficio jubilatorio. Por esta razón, es que se crearon en el país mecanismos de reciprocidad que sirvieran de enlace para aquella multiplicidad de entidades y permitiera, en el ocaso de la vida activa, acceder a una prestación teniendo en cuenta todos los servicios prestados y los aportes realizados (Decreto- Ley 9316/46 y Resolución 363/81 (Subsecretaria de Seguridad Social).

Las pautas básicas que ese régimen presenta pueden resumirse así: a) cómputo mixto de los servicios prestados en cada caja (no simultáneos) y de las remuneraciones percibidas; b) otorgamiento de un beneficio único y c) transferencia a la caja otorgante de los aportes y contribuciones ingresados a las cajas que reconocieron servicios. Esta reciprocidad se basa en la ficción de considerar todos los servicios y la totalidad de las remuneraciones percibidas, como prestadas y devengadas bajo el régimen de la caja otorgante.